Todo comienza de nuevo

Cuando nos levantamos en la mañana y tomamos el primer aliento, es un nuevo día, una nueva vida.

Si ayer fue un desastre, o si fuiste un tirano, hoy puedes empezar de nuevo y convertirte en una persona completamente diferente.

No puedes confiar en el trabajo que hiciste ayer, la semana pasada o el año pasado.

No puedes decir «Ya hice suficiente».

Cada día, todo empieza de nuevo.

De esta forma, lo que importa es lo que haces hoy y lo que vas a hacer mañana.

Este día sé consciente de los éxitos sobre los cuales reposas.

Mira los diplomas y los trofeos, no como marcadores de lo que has logrado, si no de lo que eres capaz de lograr a partir de ahora.

Y si te sientes estancado, saciado o abrumado, no hay mejor momento que el presente para volver a empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×